¡Hoy empezamos nuestra andadura en el blog! No podía ser menos que con una de las recetas más clásicas… De las de casa, de las que gustan a todos pero que no es tan fácil de hacer. ¡Huevos fritos! Pero no unos huevos fritos normales y corrientes, si no con un toque especial. “Huevos fritos con trufa rallada”.

Ingredientes:

-2 huevos de gallina frescos por persona.

-Aaceite de oliva. (Siempre virgen extra)

-Un poco de nuestra trufa.

-Sal

-Patatas fritas de base.

-Pan.

Lo primero que tenemos que decir es que para freír un huevo es fundamental usar aceite de oliva virgen extra. Esto ya lo tenemos claro. Ahora vamos a el asunto. ¿A qué temperatura? Debe estar caliente pero que no salga humo. Una vez tenemos el aceite a punto, cascamos el huevo en un vaso y lo echamos en la sartén. Empezamos a echarle aceite encima para hacer la famosa “puntilla”, con mucho cuidado. Si os pasáis con el aceite que le echéis os quedará la yema demasiado cocinada..

Y… ¿Quién quiere comerse un huevo sin yema? No añadiremos la sal hasta que el huevo no esté en el plato.

Una vez esté frito, lo escurrimos y lo ponemos encima de las patatas fritas previamente.

Una vez puesto encima de las patatas, le rallamos por encima la trufa y le ponemos una pizca de sal y a disfrutar.

Tiempo de elaboración: 10 minutos