Cuando llega el momento de comprar trufa negra, es necesario asegurarse que la calidad de la misma es la mejor posible. Es una inversión importante y, aunque el sabor de las trufas es la gran mayoría de los casos es excepcional, si podemos elegir, la trufa negra de Teruel es de las mejores.

La trufa negra y su importancia

La trufa negra es un hongo que crece cerca de raíces de árboles específicos, como son las encinas, los robles, los avellanos y las coscojas. A esta acción se le conoce como “micorriza”. Desde que se inicia este proceso hasta que las trufas están listas para su recolección, pueden pasar de 8 a 10 años, por lo que se convierte en un proceso lento y delicado. Una vez extraída de la tierra, el producto es inconfundible: desprende un aroma intenso y, al ser emplatada, aporta un sabor excepcional.

El elevado precio de este producto es debido a la escasez que le persigue. Es un hongo que crece en zonas muy concretas, con un clima y una altitud muy específicas, y a esto se le añade la dificultad para extraerlas de la tierra. Para ello, los perros truferos adquieren una gran importancia. Ellos son los encargados de buscar las trufas en el terreno donde se cultivan y ayudar a su dueño a encontrarlas. Antiguamente, se utilizaban los cerdos truferos, pero el uso de estos es cada vez menor, debido a que, a la vez que buscaban, se comían alguna que otra.

Por qué la trufa negra de Teruel

Teruel es una ciudad española situada al sur de Aragón. Debido a su clima, su altitud, y su vegetación, Teruel se ha convertido en la mejor ciudad de toda la península Ibérica para obtener la trufa negra.

El clima de Teruel se basa en veranos cortos y frescos, por lo que favorece al crecimiento del hongo durante esta época del año. Este clima es posible debido a la altitud de la zona, el relieve del suelo de todos los campos y la cercanía al mar Mediterráneo.

La época de crecimiento de la trufa negra de Teruel es en verano, y finaliza a principios de otoño y, cuando el invierno llega, es el momento de proceder a su recolección. El buen cultivo de estas en la época marcada es esencial para poder abastecer toda la demanda durante el año.

Curiosidades de Teruel y sus trufas

En el año 2015, la ciudad de Teruel se convirtió en el mayor productor del mundo de trufa negra, más concretamente el pueblo de Sarrión.

En el año 2017, la trufa negra de Teruel alcanzó su precio máximo. El precio de este “diamante negro” (como muchos de los expertos conocen a la trufa negra), se disparó hasta los 800 euros el kilo. La ATRUTER (Asociación de Truficultores de Teruel) es la encargada de llevar el control de la producción de trufa en el municipio de Teruel, y dictaminaron que esto sucedió debido a la escasez del producto, y la gran cantidad de demanda por los consumidores.

 

Ahora ya tienes toda la información necesaria para elegir la mejor trufa. En Fungo Trufas Selectas, elegimos la ciudad de Teruel para el cultivo y la recolección de trufa negra, ya que consideramos que esta es la mejor zona para cultivarlas, gracias a su clima, su vegetación y su historia.

Elige la trufa negra de Teruel en Fungo, y disfruta de su inconfundible sabor y aroma. Utilizando este hongo en tu cocina, los platos preparados darán un salto de calidad y de exclusividad.

Puedes echar un ojo a nuestras recetas publicadas en el blog para que te sirvan de inspiración a la hora de utilizar la trufa negra.